Arriba el telón

El otro día, en el webinar sobre Inteligencias Múlpliples en Secundaria, traté de explicar cómo interpreto las tan populares inteligencias múltiples y la manera de llevarlas al aula de secundaria. Los ejemplos que mostré pueden echar atrás a algunos y a lo peor me dejé en el tintero algunas cosas importantes. Con esta entrada voy a intentar matizar un poco más lo que pretendía decir.

Las inteligencias múltiples son para mí una actitud a la hora de preparar actividades para que, a ser posible, todos los alumnos alcancen lo que quiero que aprendan utilizando todo el potencial del que disponen. Seguramente muchos de nosotros lo hacemos de modo natural y no pensamos que eso es trabajar basándose en las susodichas inteligencias.

¿Cómo podemos trabajarlas día a día sin que sea un proyecto interdisciplinar y extenso? Fantástica pregunta de Gema. Imaginémonos que queremos, porque viene en el programa, conseguir que nuestros alumnos entiendan el género teatral; vamos al libro de texto y nos encontramos el tema desarrollado en tres unidades distintas (en mi caso la 10, 11 y 12). Vienen los conceptos, las definiciones, algunos ejemplos (cortos y descontextualizados) y actividades (pocas y anodinas) que sólo inciden en la inteligencia lingüístico-verbal. Yo quiero que entiendan el teatro pero con la crisis es casi utópico llevarlos a ver una obra; ¿hacerles que lo estudien por el libro?… sólo va a producir que memoricen lo que viene en el texto para plasmarlo en un examen; ¿explicárselo a palo seco?…les va a sonar a charla-sermón; ¿solución?…inteligencias múltiples.

En primer lugar, propongo abordarlo todo, aunque venga en unidades distintas y a partir de ahí, inaugurar la semana del teatro desarrollando actividades algo más atrayentes.

¡Manos al obra!, y nunca mejor dicho.

Arriba el telón

http://www.flipsnack.com/B9B8886BDC9/fhmqt2es

Como podéis ver, se trata de elaborar una unidad didáctica teniendo en cuenta las ocho inteligencias. Sé que falta la evaluación, pero he escrito esto a vuelo pluma y no tenía tiempo para hacer la rúbrica o consignar los criterios de evaluación, los dejo a vuestra imaginación. Espero que esto sirva a todos aquellos que sienten miedo a la hora de enfrentarse a esto. Seamos imaginativos para divertirnos en el aula y, sobre todo, para que nuestros alumnos se diviertan.

Un fuerte abrazo de ánimo para todos los que seguís la senda de la innovación.

Alberto Alonso

Deja un comentario