Archivo del Autor: Marigel

De profesores, plataformas virtuales y calculadoras científicas

www.dreamstime.com

¿Cuántas veces hemos oído decir a un profesor “Sí, sí, yo utilizo mucho las TIC en mi docencia, tengo todas las presentaciones colgadas en Moodle”? Y lo mejor, ver con qué convicción siente que está participando realmente en la innovación docente. Todo es relativo y, comparado con el profesor que ni siquiera sabe qué es una plataforma virtual, pues sí, claro, es más innovador. Pero visto de una forma positiva, ¡por algo se empieza!. Lo que ocurre es que luego muchos “iniciados” en las plataformas virtuales se quedan ahí, en usar la calculadora para la suma y la resta. Unos, porque entienden que eso ya es suficiente; otros porque aunque piensan que se puede hacer más sienten cierta pereza para investigar el partido que se le puede sacar a esto. Y la prueba está en que en cuanto alguien nos explica o nos cuenta que ha hecho algo diferente (y nos evita buscar e indagar y, aparentemente, “perder el tiempo”) se abre un mundo de luz y color ante nuestros ojos: ¡la calculadora resulta que tiene más botones y funciones que puedo utilizar!. ¿O no os ha pasado alguna vez con algo?. Se me ocurrió organizar un taller en la facultad para evaluar con Moodle, que tuvo bastante éxito de asistencia. No es que yo sea una experta, pero una cierta curiosidad e inquietud por solucionar necesidades creadas y ayuda externa alguna que otra vez, me ayudan a aprender cosas nuevas día a día y decidí compartirlo con otros profesores. Al inscribirse, unos me comentaban que no sabían que se podían hacer exámenes; otros, que algo conocían, que si se podía evaluar una tarea (por ejemplo, los informes de prácticas) sin que te bloquearan el correo, etc. Y lo que muchos esperaban era una receta para evaluar, así que cuando comencé el taller diciéndoles que tenían 5 minutos para hacer un examen de 10 preguntas se quedaron perplejos, y hasta bloqueados, viendo el cronómetro cuenta atrás. Mis dos objetivos: que vieran de una pasada diferentes tipos de pregunta que podían utilizar y que íbamos a desgranar en el taller y, además, hacerles sentir el estrés de sus estudiantes frente a un examen mal planteado (falto de explicaciones, escaso de tiempo para las preguntas que incluía, etc.). ¿Sabéis qué comentaban al terminar? Cuántas cosas se podían hacer con Moodle, qué útil… Pero lo que más les había impactado era cómo se habían sentido al tener que enfrentarse al examen por sorpresa… Moraleja: ¿Seguro que sabemos usar (y bien) las herramientas? Ahí lo dejo.

Me gustan los retos

Me encanta mi trabajo. Soy de ciencias y me gusta investigar, buscar respuestas y poder encontrar soluciones para ayudar a los ganaderos a tener mejores resultados con su trabajo es un reto. Pero también me encanta la docencia, me apasiona. Cuando nosotros terminamos la carrera y el doctorado no tenemos conocimientos de pedagogía (muchas veces ni siquiera entendemos ese “lenguaje técnico”). Somos especialistas en otras materias y cuando decidimos dedicarnos a la docencia tenemos que aprender cómo hacer que los alumnos adquieran conocimientos de esas materias.

Así que para mí la labor de un docente es también investigadora por naturaleza, no se pueden separar… o sí, siempre hay excepciones a la regla, claro. Me explico: a pesar de impartir año tras año la misma materia, los mismos contenidos, ¿acaso no intentamos variar la forma de hacerlo? ¿No intentamos adaptar las actividades y el método a cada grupo de alumnos, cada curso? ¿No intentamos innovar?. Desde mi punto de vista eso también es investigación y quizás por eso lo disfruto tanto.

El próximo cuatrimestre empiezan las clases de Genética y ya estoy emocionada por superar un nuevo reto: por primera vez tendremos una alumna con discapacidad auditiva, así que tenemos que adaptarnos a esta nueva situación. ¡Siempre hay algo que aprender!