edu22

A+ A A-

¿Qué son las Competencias Docentes?

Las competencias docentes son el conjunto de recursos -conocimientos, habilidades y actitudes- que necesitan los profesores para resolver de forma satisfactoria las situaciones a las que se enfrentan en su quehacer profesional.

En tanto en cuanto las competencias docentes implican la interrelación entre formación teórica y aplicabilidad de lo aprendido, este conjunto de
recursos solo adquieren sentido cuando se ponen en práctica, orquestados al contexto en los que se aplican, y determinados por la eficacia del
aprendizaje de los alumnos en esas circunstancias específicas.

Los futuros docentes han de recibir una formación inicial acorde con las competencias que la profesión requiere, de forma que estén preparados para ella, pero no se puede esperar que esta formación –caso de que fuese ideal- se traduzca en un acerbo competencial inequívoco y fijo. Las competencias docentes se irán manifestando y construyendo a lo largo de toda la carrera profesional, a partir del contexto, de circunstancias cambiantes, de la evolución del propio docente, de su formación continua, y del conocimiento que da la experiencia.

En la formación continua de los docentes serán determinantes la actitud individual del profesor hacia la experimentación y la puesta en práctica de lo aprendido y el apoyo de las instituciones para fomentarla y premiarla.

 

CCDD grafico2

Por qué comenzar un debate sobre las Competencias Docentes

En el pasado, ser profesor era más fácil; por un lado, la escuela no tenía ningún otro competidor a la hora de impartir y regentar el conocimiento de los más jóvenes, y por el otro, ir a la escuela era un privilegio reservado a grupos reducidos y homogéneos y la llave para el ascenso social. El sistema educativo estaba pensado para unos pocos y se podía permitir seleccionar, porque la sociedad tenía claro su papel de garante de un futuro mejor para los jóvenes que no formaban parte ya, por nacimiento, de una élite social e intelectual.

Pero ahora las fuentes de conocimiento se han multiplicado y la formación necesaria para conseguir un buen empleo, cambia constantemente. En este nuevo contexto la escuela muestra, frecuentemente, una capacidad de reacción a menudo más lenta que la de la sociedad y los propios alumnos frente a estos cambios. Su función de impartir contenidos se ve frenada, además, porque la educación es un derecho universal en una sociedad cada vez más multicultural. Aunque todos reconocemos el logro que esto supone, una de sus consecuencias de la educación obligatoria es que las aulas, cuando los alumnos no le ven el sentido a estar en ellas, dejan de ser dóciles a la labor docente.

Por todo ello, la escuela se ha convertido en un lugar en que algunos, profesores y alumnos, están desmotivados.

¿Cómo conseguir que la escuela sea más atractiva para profesores y alumnos?, ¿Cómo motivar mejor a ambos colectivos?

Nuestra propuesta es fácil de enunciar y consiste, simple y llanamente, en ayudar al profesorado, en este nuevo contexto, a aprender a enseñar, para, en el marco de una enseñanza universalizada, poder enseñar a aprender a todos los alumnos. Estamos hablando de centrarnos en las competencias docentes que necesita el profesorado para mejorar resultados en un escenario nuevo y cambiante.

Creemos que definir las competencias docentes generales y específicas del siglo XXI, buscar recursos útiles y establecer un debate entre docentes ha de ayudarnos a mejorar la calidad de nuestras clases, la motivación de los alumnos y nuestra propia satisfacción personal.

Para ello, lo primero que necesitamos es identificar cuáles son éstas competencias docentes. De este modo, hemos adoptado, a partir
del marco que proponen diversos autores, un decálogo de 10 competencias docentes generales, divididas a su vez en diversas competencias
específicas. A partir de ellas aspiramos a estructurar un debate sembrado de estrategias y respuestas múltiples, elaborado por y para los profesores. Es el desarrollo de las respuestas el que nos permitirá saber si las preguntas han sido bien planteadas, lo que en este momento resulta difícil discernir.

Las 10 competencias docentes distribuidas en tres grandes temas:

Saber planificar: Prepararse para enseñar
- CD1: Establecer objetivos y diseñar situaciones de aprendizaje
- CD2: Planificar la progresión del aprendizaje
Saber actuar: Actividades de aula
- CD3: Gestionar el aula
- CD4: Atender la diversidad
- CD5: Educar en valores
- CD6: Usar las nuevas tecnologías
Saber interactuar: Contextualizar el aprendizaje
- CD7: Trabajar en equipo y participar en la gestión de la escuela
- CD8: Conocer a la comunidad y al entorno escolar, implicarlos e informarlos
Saber ser docente y garantizar el éxito y bienestar profesional
- CD9: Gestionar el propio trabajo y tomar decisiones de mejora
- CD10: Competencias curriculares. Conocer la propia materia

Objetivos en el tratamiento de las competencias docentes

Nuestro objetivo es ofrecer un debate abierto y práctico a partir de un referente asumido de antemano, elaborado a partir de la literatura más
reciente. Este debate ha de proporcionar recursos e ideas a aquellos que desean explicitar y comprobar su situación personal respecto de las
competencias y ofrecer un camino para mejorarlas desde la perspectiva de la construcción constante de una profesionalización interactiva, junto a todos aquellos que quieran acompañarnos.

Nos gustaría crear un entorno que favorezca las redes de apoyo entre iguales que aporten soluciones que cada uno de nosotros ha encontrado a los problemas del día a día, propiciando las reflexiones necesarias, fomentando la investigación, ayudando a que cada docente encuentre su
propia voz y premiando este esfuerzo. El camino no es fácil, no porque creamos que los objetivos que nos proponemos sean excesivamente ambiciosos, o porque pensemos que nos faltan herramientas, sino porque desarrollar competencias es, en última instancia, una decisión individual de cada profesor que se construye día a día, aunque requiera recursos, estímulos y modelaje.

Creemos que ofrecer un debate, recursos y la posibilidad de debatir a partir de un marco que estructure el discurso puede contribuir a la mejora de las condiciones de trabajo del profesorado a aquellos docentes que quieran Enseñar a Aprender embarcarse en el apasionante viaje que separa lo que somos de lo que queremos ser.

Volver

 

Un proyecto de
Fundación Siglo22